martes, 27 de mayo de 2008

LA CFE ABUSIVA Y LOS DIABLITOS AL SERVICIO DE LA ECONOMÍA POPULAR.

Fecha de Publicacion:
Acapulco Gro. a 15 de Febrero del 2008.
Corresponsal del PT Acapulco:
Emilio Nahin Rojas Madero.

De todos es bien sabido que la Comisión Federal de Electricidad, lleva años quejándose del exagerado robo del servicio energético, las estadísticas que manejan, expresan que dos de cada cinco instalaciones eléctricas en casas habitacionales, así como nueve de cada diez locales comerciales son alimentadas con los famosos “diablitos”, estos han estado al servicio del pueblo así como aquel que por unos pesos manipula la lectura de los medidores de luz con la finalidad de que el recibo llegue no mas barato posible.

Gracias a estos dos mecanismos de fraude y tan populares, a la gente le rinde un poco mas su gasto, no es que este de acuerdo en promover el delito, pero se hace a bien que la CFE , se auto critique, revise sus acciones y sus funciones, así como el excesivo cobro por el consumo, un padre de familia con un empleo normal, recibe en promedio un salario de novecientos a mil cien pesos a la quincena, con lo que tiene que pagar una cantidad de entre quinientos y setecientos pesos por el consumo de luz, debe de destinar entre trescientos y cuatrocientos pesos para el agua y minimamente cien pesos diarios para comer, pero con eso del pasaje y la renta, o el teléfono, termina endeudándose o pidiendo prestamos cuyos intereses terminan por devorarlo.

No cabe duda de que quienes avalan los aumentos, nunca han vivido del salario mínimo, o tal vez creen que todos los mexicanos ocupamos cargos de diputado, gobernador, senador, alcalde, regidor, presidente o minimamente de mayordomo, escolta o secretario de algún funcionario publico, para pagar estos altos costos, nuestros paisanos de la montaña de Guerrero ya vivieron un hecho similar, no cuentas con ningún aparato electrodoméstico más que de un foco que les alumbra por las noches y les llegan recibos de hasta quinientos pesos y eso es una guasa.

Así como ellos, hay muchos mas que sea han quejado ante las instancias correspondientes pero sus palabras no tienen eco, hay quienes deciden solo tener en funcionamiento el refrigerador si es que tienen para proteger los alimentos pero evitan ocupar algún otro aparato con el que se tenga que hacer uso de la luz, ¡no se da cuenta la CFE de sus abusos! ¡No se da cuenta de que los cobros son excesivos! ¡No se da cuenta de que estos no tienen un fundamento más que el abuso y el fraude que ejercen sobre la población! Lo peor de todo es que se quejan de que la gente se cuelgue de los postes y ejecuten “la ley del Talion” y les paguen con la misma moneda. Tal vez el problema se encuentre en quienes laboran en la empresa, ya que con la rapiña pueden ser ellos quienes manipulen las tarifas y los pagos, uno no puede saber si en el momento en que se realiza el pago, ellos lo reportan como pago total para manipular las cifras y generar de esa forma los timos administrativos.

No dudo que el día de mañana toda la clase obrera, se deslinde del pago de la luz y hagan uso de los “diablitos” pero por lo pronto, vislumbro a una sociedad que poco a poco empezara a reclamar su derecho de respeto, tomara las instalaciones y las calles para exigirlo y la CFE no debe de preguntarse los motivos, por que estos serán consecuencia de los actos que hoy en día esta generando y reproduciendo. El abuso de esta empresa, viene siendo el resultado de las privatizaciones, esas en las que nos prometen maravillas a los mexicanos pero que en la práctica solo genera el abuso del capital privado ya que tiene en sus manos el decidir “cuanto cobras”, otro tanto es el hecho de que es la única empresa que nos provee de este recurso, al no existir empresa alguna que le haga competencia

Se hace a bien el hecho de que en nuestra entidad exista una competencia por el abastecimiento de energía eléctrica, para evitar los monopolios y los abusos de esta compañía. Es necesario que Luz y Fuerza del Centro entre a nuestro Estado, a nuestras comunidades, municipios, colonias y nuestros gobiernos deben de intervenir para dar esas facilidades así como el financiamiento que sea necesario para que llegue a nuestros hogares, solo así la CFE se verá en la necesidad y presionada a dar un mejor servicio y disminuir sus tarifas ya que de lo contrario, el pueblo podrá decidir cancelar el servicio y adherirse a cualquier otra compañía que se acomode a sus necesidades como pudiera ser en este caso la LFC.

No cabe duda de que este 2008 es el año de los aumentos, primero fue la gasolina, después el aceite y ahora la luz, ¿Qué seguirá mañana? Solo el tiempo lo dirá, ya que quienes lo saben, no lo quieren divulgar para no espantar a la raza, pero los aumentos vienen.

PARTIDO DEL TRABAJO
UNIDAD NACIONAL
¡TODO EL PODER AL PUEBLO!